Experimento sobre Tensión Superficial

Seguramente oíste hablar de la tensión superficial ¿no?. Ésta es una delgada capa que se forma en la superficie de un líquido, por aquellas moléculas que sólo son atraídas por sus vecinas hacia el centro del líquido, pero no en todas las direcciones, como si les ocurre a las demás. Esta fina capa se opone a que cualquier objeto la penetre. Si bien esta resistencia es fuerte como para permitir que objetos muy livianos queden en la superficie, o que insectos puedan caminar sobre ella, es débil como para impedir que cualquier cosa quede sobre el agua, sin mojarse.

Con el experimento que haremos a continuación, veremos en funcionamiento a esta famosa tensión superficial, y la romperemos por un instante para ver que sucede.

Toma un recipiente con agua, y esparce un poco de pimienta. Como verás, la misma queda en la superficie sin mojarse, justamente por el efecto que mencionamos. Si ahora te pones un poco de detergente de cocina en la yema de tu dedo, y tocas el líquido, verás un impresionante efecto. El detergente rompe la tensión superficial, y el resultado es que la misma se expande hacia los lados.

Artículos Relacionados :

Post a Comment

Your email is never published nor shared. You're allowed to say what you want...