Experimentos de Física: Motor Líquido Casero

Hoy veremos uno de esos experimentos de física que no son muy conocidos en el ámbito educativo, pero realmente valen la pena. Se trata de un motor líquido casero, el cual sirve para demostrar que una carga eléctrica moviéndose dentro de un campo magnético, recibe una fuerza.

Para hacer nuestro motor líquido sólo necesitamos un imán potente, un recipiente de metal (no debe ser de acero, sino de aluminio o cobre), un trozo de caño o alambre metálico (no importan sus dimensiones), una batería de 9 voltios, 2 pinzas de cocodrilo, sulfato de cobre y un metro de conductor eléctrico (cable común).

Debes colocar el imán debajo del recipiente de metal. Luego pones un poco de agua y disuelves una cucharada de sulfato de cobre (si no lo consigues, puedes probar con sal de mesa). Conecta un borne de la batería al recipiente metálico, con la ayuda de la pinza cocodrilo. El otro borne de la batería lo conectas al trozo de caño o alambre que se muestra en el video.

Recuerda que debes evitar tocar el caño con el recipiente de metal, pues sino se producirá un cortocircuito. Una buena idea para evitar que se toquen, es colocarle un poco de cinta adhesiva en el extremo, como se observa en el video.

En el video también puede verse que utilizan una llave o contacto, pero no es necesario, puedes conectar todo directo como expliqué antes.

Para que el experimento se aprecie mejor, puedes colocar trozos de corcho, pimienta semi molida, o cualquier otra cosa que se quede en la superficie o suspendida en el líquido, y que permita saber cuando el líquido esta girando.

Cuando disuelves la sal (sulfato de cobre) se crean iones (átomos y/o moléculas con carga positiva o negativa). Cuando conectas la batería, se crea un flujo de corriente, que hace que esos iones se muevan desde un electrodo a otro (un electrodo en el recipiente y el otro es el caño). Pero como dijimos antes, cuando una carga eléctrica se mueve a través de un campo magnético, se genera una fuerza sobre ella. Esta fuerza es perpendicular al movimiento de la carga, la cual se mueve en dirección radial. Eso es lo que “empuja” los iones, y hace girar al líquido, lo que le da el nombre a este experimento de “Motor líquido”

Si inviertes los bornes de la batería, la corriente circulará en sentido inverso, la fuerza será también de sentido inverso, y el motor líquido girará en sentido opuesto.

Si te ha gustado esta experiencia, puedes visitar también el artículo llamado 100 Experimentos de Física y Química, en donde justamente encontrarás muchos otros experimentos para ferias de ciencia o, porque no, para hacer en tu hogar.

Y no olvides seguirnos en Facebook y otras redes sociales, o suscribirte gratis por correo, para no perderte ninguno de todos los experimentos que publicamos!

Artículos Relacionados :

Post a Comment

Your email is never published nor shared. You're allowed to say what you want...