Experimentos Divertidos | Cañón de Vórtices Casero

El cañón de vórtices es uno de esos experimentos caseros que son muy fáciles de hacer, y con los cuales se pueden obtener horas y horas de diversión, sin dejar de lado la seguridad.

Como su nombre lo indica, se trata de un cañón, pero no arroja proyectiles, al menos no como los que te debes estar imaginando. En cambio, crea un flujo de vórtices de aire que se desplazan en linea recta, y que al impactar puede hacerse sentir.

Para fabricar este cañón casero sólo necesitaremos un recipiente como el del video, un poco de nylon (bolsas plásticas) y cinta adhesiva. El recipiente puede ser una maceta grande, un bidón de agua, o cualquiera similar.

Como verás en el video, antes de probarlo coloca un poco de “humo” dentro del cañón. Esto lo hace solamente para que se aprecien los vórtices al salir disparados, pero no es necesario, funcionará igual. Aún así, si deseas hacerlo de ese modo, lo único que debes hacer es colocar una pequeña cantidad de hielo seco dentro de una botella con un poco de agua. El humo que salga de ella, lo vuelcas directamente dentro de tu cañón antes de dispararlo.

Seguramente estarás sorprendid@ ¿no? Parece imposible disparar solamente aire, y aún mas que se desplace en línea recta, pero la física es así. El movimiento que tienen los vórtices es lo que le da estabilidad, haciendo que no se disperse inmediatamente al salir del cañón.

Se han hecho cañones de vórtice de dimensiones mayores, y créeme que son realmente potentes. Si te interesa, puedes buscar en Youtube, donde seguro encontrarás algunos capaces de destrozar pequeñas casillas de madera.

Pero quédate tranquilo, como dije antes, este es inofensivo y seguro, así que podrás usarlo todo lo que quieras y no romperás tu casa :) Gracias por visitarnos, y quédate al pendiente porque seguiremos publicando Inventos y Experimentos como a ti te gusta!

Artículos Relacionados :

Post a Comment

Your email is never published nor shared. You're allowed to say what you want...